ANÁLISIS CIENTÍFICO DE LOS "MANTRA"

Todo posee una frecuencia vibratoria particular.  Cada pensamiento, cada palabra y cada emoción.  El como nos sentimos, pensamos y hablamos define nuestra vibración particular.  Y creamos nuestro mundo en base a esa vibración.  El sonido representa una vibración increíblemente poderosa. "Man" significa mente, "tra" significa onda o proyección.  Por lo tanto, mantra es la proyección de la mente a través de vibraciones sonoras.

            La estructura básica del universo es el átomo, y la estructura básica de nuestros cuerpos es la célula; cada célula está constituida por millones de átomos y cada átomo está hecho por un núcleo positivo y electrones negativos que giran en torno a él; debido a este orbitar, se genera un campo electromagnético similar a los que generan ciertos motores.

            Cada átomo en particular está vibrando a una frecuencia específica, ya sea que este átomo forme parte de un metal, de agua, de una célula o de cualquier otra cosa.  De modo que todo en este universo está vibrando, y esto es un hecho científico.

            Un pequeño guijarro lanzado a una laguna crea numerosas ondas sobre la superficie de ésta que llegan bastante lejos.  Del mismo modo, las palabras que pronunciamos, crean vibraciones y ondas en nuestra mente, las que despiertan poderes sutiles dentro de nosotros.  Por ende, los efectos de cualquiera sean  las palabras que pronunciemos, caen sobre nosotros mismos, nuestra sociedad y hasta sobre el universo.    

            Al darse cuenta del hecho que el sonido era un elemento sumamente poderoso, nuestros antiguos sabios desarrollaron la ciencia de la terapia de la 'música' o del 'sonido' (Shabda), llamada de las Bio-ondas o 'Mantra' y una colección de Mantras que llamaron una 'Stotra', la cual al estar relacionada con el Éter (que es muy sutil), se hace muy potente, puesto que el poder de lo Sutil (Sukshama) es superior a lo denso (Sthoola).  Cuando  los átomos están aislados crean una gran energía y se vuelven más potentes, aunque sean tan pequeños y no se puedan ver a simple vista; de manera similar, cuando una persona se enfoca en cada sílaba y letra que emane del Shabda Brahma (Mantra) o de en la naada (vibración), se dice que produce profundos efectos tanto sobre la psiquis como sobre el cuerpo físico.

            Los Mantras o Stotras son aquellas combinaciones de sonidos científicamente establecidas que afectan directamente nuestros nervios sutiles – "Shat Chakras" y "Centros de Poder", de modo tal que despiertan aquellos poderes nuestros que, de lo contrario permanecen  latentes.  Como resultado, estos Nervios se vuelven activos y la persona que canta es bendecida con diferentes poderes (Siddhi).

            De hecho, el Stotra Sadhana (práctica o disciplina del Stotra) no es otra cosa que el Poder del Sonido. Estas letras en sánscrito del Mantra contienen tanto Emociones como Significados.  La permuta y las combinaciones de estas letras tienen el poder de crear milagros.

            "Cuando un Mantra es pronunciado repetidamente, las ondas del Sonido, como un dinamo, son transformadas en energía eléctrica o vibraciones, y si se unen con emociones profundas, se vuelven más poderosas.  Estas vibraciones asumen la forma de un anillo que se eleva a gran velocidad por el medio del Eter, moviéndose directamente hacia la Deidad que preside ese Mantra.  Cuando llega a su Deidad, se combina con el poder de ésta antes de rebotar de vuelta junto a los sutiles aunque ahora multiplicados poderes de esa Deidad, para reingresar a su fuente de origen, que es el cuerpo sutil de quien esté entonando el Mantra.  Mientras más fuerte sea la Fe, la Fuerza de Voluntad y la Emoción unidas al Mantra, más Potente será la atracción de los poderes de la Deidad.  Será como un efecto de Dinamo, mientras más repitan un Mantra de manera contínua, mayor se cargarán de Divinidad. 

            Este fenómeno es tan sutil y tan rápido que la persona que esté entonando el Mantra ni siquiera se da cuenta de lo que sucede, puesto que estas ondas o vibraciones sonoras que se mueven por el aire a razón de 340m por segundo poseen su propia frecuencia, en tanto que los humanos no pueden escuchar sino entre 20 y 20.000 frecuencias por segundo y nada fuera de este rango."

            En el nivel físico, la ciencia del sonido se centra en el movimiento de la lengua dentro de la boca.  La parte dura del paladar forma la bóveda de la boca en donde encontramos localizados 84 puntos meridianos.  Mientras se pronuncia el Mantra, el movimiento de la lengua va estimulando estos puntos meridianos, los cuales, a su vez, estimulan al hipotálamo para que secrete fluidos neurotransmisores.  Mientras estos diferentes líquidos químicos son transmitidos hacia diferentes partes del cerebro, se transmiten también mensajes.

            Estas vibraciones sonoras del Mantra son recibidas simultáneamente también por el oído y son transformadas en señales eléctricas que se desplazan a lo largo del nervio acústico hacia la corteza auditiva en el cerebro, cuyas células responden a estas ondas y las transmiten hacia varias partes del cerebro, en especial hacia el lado frontal..  Todas estas partes funcionan al únísono respondiendo a las señales y traduciéndolas al lenguaje que el humano entiende.

            Siendo que nuestro cuerpo está constituido por al menos un 70% de agua, nuestros cuerpos se transforman en excelentes conductores de las vibraciones sonoras, de modo que cada célula en ellos actúa como un resonador.  Y entonces, finalmente, el cerebro analiza estas señales y le da órdenes a varias partes del cuerpo para responder a ellas.

            Las señales del reingreso de este Mantra cargado al cuerpo sutil de la persona que lo entona, se muestran en los diferentes tipos de Vibraciones o Emociones que pueden hacer que uno llegue a llorar, que se sienta reanimado, que recuerde cosas hermosas, que se sienta inexplicablemente feliz o que sienta el despertar de emociones violentas, sensaciones de energía que fluyen desde su cabeza o que se le erizan los cabellos.

            El Mantra puede entonarse de viva voz, repetirse en silencio o sentirse resonar en la mente (Japa) o debiera ser recitado como partiendo desde la base del estómago, que representa el asiento del poder latente de una persona.  Allí hay una cantidad de shakti oculto.  Eso produce vibraciones sutiles en los finos nervios del cerebro, haciendo funcionar los 108 centros cerebrales, terminando así con su inactividad.     

            Si los Mantras se pronuncian correctamente, siguiendo las normas y reglas que entregan las Escrituras, pueden indudablemente curar más de una dolencia.

            De modo que el éxito de un Mantra radica en su pronunciación correcta.  Si no se pronunciara correctamente, no produciría los efectos deseables sobre nuestros Nervios.

            El Japa y el Dhyana son similares a Naada (sonido) y Bindu Saadhana (concentración en un punto), que pueden penetrar en las mayores o más sutiles de las partículas.

Ejemplos – El "Gayatri Mantra"

            Cuando se entona repetidamente el 'Gayatri Mantra' crea ondas de sonido con forma de anillo que se elevan a gran velocidad, a través del Eter, y se dirigen hacia el Sol, y luego de tocar la superficie del Sol, retornan junto a los poderes sutiles del Sol, como el Calor, la Luz, el Electromagnetismo etc.  Es así que el Mantra, combinado con todos estos poderes del Sol reingresa al cuerpo sutil del que lo entona.  El cual, por ende, es considerado como bendecido por la Gayatri Mata (Madre Gayatri).

El Poder del Mantra

            Tansen, el famoso músico de la corte del Emperador Akbar, podía hacer que las nubes descargaran lluvia con sólo entonar el Raga 'Megh Malhaar' y podía hacer que se encendieran las lámparas cantando el 'Raga Deepak'

El Poder de las Vibraciones Sonoras

            Dos científicos llamados Graham y Neil llevaron a cabo un experimento en una calle llena de gente en la ciudad de Melbourne en Australia.  El experimento se realizó para demostrar los 'Poderes del Sonido'.  El medio para el experimento fue un automóvil.  Querían mover el auto según sus órdenes.  El coche obedeció la orden cuando dijeron "Parte" y de nuevo cuando le ordenaron "Muévete" y se detuvo cuando le ordenaron "Para".  La gente creía que se trataba de magia, cuando en realidad no lo era.  Se trataba meramente de un experimento, que demostraba el 'Poder del Sonido'.   Mas, ¿cómo sucedió?

            Graham tenía en sus manos un Transmisor, cuya función era la de convertir la orden a una frecuencia establecida de energía eléctrica y de enviarla a la unidad de control, que había sido instalada en el tablero de instrumentos del auto.  Otro artefacto bautizado como 'Radio de Auto' fue instalado frente a la unidad de control.

            Cuando las frecuencias electromagnéticas transmitidas desde el 'Transmisor', chocaban contra 'la Radio', partía el motor del auto, comenzaba a rodar y, por último, se detenía.  El origen de todo este funcionamiento estaba en las 'Ondas Sonoras'.

            Las causas y los efectos de los 'Mantras' y 'Stotras' no había sido posible de analizar hasta ahora, debido a que se basan en Sonidos Ultrasónicos, los que no podemos ver ni oir.  Mas, si de pronuncian con claridad y con emoción, pueden hacer milagros.

 

"En una 'Disco', su Mente les hace Danzar,

en un Satsang, ustedes hacen Danzar a su Mente."

Entonces ¿qué es lo que prefieren?

¿estar en Control, ser Controlados

...  o fuera de control?

 

Fuente: Herta Pfeifer


 

Escribir comentario

Comentarios: 0